GPS para tractores

Los sistemas de autoguiado para tractores favorecen la automatización de tareas. Así, gracias al uso de GPS agricolas, los profesionales del campo pueden agilizar los procesos de fertilización, siembra y preparación del terreno, reduciendo los costes asociados y los recursos necesarios para conseguir los mismos resultados.

La información recabada por el GPS de autoguiado permite aumentar el rendimiento de la maquinaria agrícola y la calidad de los resultados productivos, siendo, desde ya, una alternativa de vanguardia que viene a compensar las ineficiencias de la gestión manual de tractores o cosechadoras.

¿Cómo funciona un GPS para tractores agrícolas?

Con respecto a su operativa, el sistemas de guiado GPS agricola permite el desempeño de otras tareas mientras el piloto automático mantiene el vehículo en línea recta. Esto, además de reducir el tiempo requerido para ciertas labores, favorece el ahorro de semillas, combustible, líquidos fitosanitarios y abonos. De hecho, está demostrado que el autoguiado reduce los solapes entre pasadas entre un 8 % y un 12 %.

Al margen de una significativa mejora de la productividad, la implantación de un dispositivo de autoguiado tractor incrementa la calidad del trabajo y optimiza el rendimiento de la maquinaría. A su vez mejora las condiciones de seguridad del entorno laboral y aporta una base informativa sobre la que tomar decisiones ejecutivas más acertadas.

También es posible obtener mapas de rendimiento por zonas de cultivo o en función de otros parámetros relevantes para estimar el desempeño diario o por parcelas.

Por otro lado, nuestros GPS nuevos para tractores permiten aplicar procedimientos propios de la agricultura de precisión, como la medición de la compactación del suelo y del índice de vegetación de cultivo a corta distancia.

Otras ventajas de comprar un GPS para tractores son, las siguientes:

– Gracias a nuestro sistema de autoguiado es posible trabajar en condiciones meteorológicas adversas, con visibilidad nula e incluso de noche, alargando así la jornada en función del planing de trabajo.

– Además, la distribución de los abonos, los insecticidas y las semillas se realiza de forma más eficiente. Esto revierte positivamente en un ahorro para el agricultor, sí, pero también supone un incremento de la sostenibilidad de los cultivos.

– Permite que personas con poca instrucción agrícola puedan conseguir resultados profesionales, ayudándoles a desarrollar sus capacidades progresivamente.

–  Se pueden guardar las labores realizadas para comenzar justo en el mismo punto donde terminó el trabajo el día anterior y cabe la posibilidad de exportar los datos recogidos durante la jornada para después analizarlos en el ordenador cómodamente desde casa.

– Integrando en el sistema el uso de cámaras de seguridad, el operador puede controlar tanto la parte frontal como la trasera del tractor o vehículo agrícola, logrando así mejorar las condiciones de seguridad laboral y facilitar la realización de tareas como la fabricación de alpacas o la gestión de aperos (arados, sembradoras, abonadoras, etc).

El autoguiado agrícola es, en definitiva, una tecnología cada vez más indispensable para aumentar la rentabilidad de la inversión de los agricultores y establecer un marco de desarrollo sostenible basado en una mayor precisión a la hora de gestionar las explotaciones extensivas.

GPS para tractores, tecnología y agricultura
5 (100%) 10 votos