sábado 28 mayo 2022

Uniones de Uniones presenta un recurso contra la restricción estatal de 2022 a las nuevas plantaciones de viñedo

Unión de Uniones ha presentado un recurso contra la resolución dictada el 28 de diciembre de 2021, en la que la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios imponía un límite de 946 hectáreas para las autorizaciones de nuevas plantaciones en 2022, según un comunicado.

En concreto, la asociación agraria destacó que con la decisión de este año, el sector perdería el acceso a más de 40.000 hectáreas en forma de nuevas plantaciones desde que entró en vigor el nuevo sistema europeo de autorizaciones de viñedo en 2016.

Solo España y Alemania redujeron el límite de nuevas plantaciones por debajo del 1% de la superficie actual de viñedo que permiten las leyes europeas.

«No es que queramos que la superficie de viñedo en España aumente arbitrariamente, sino que el sistema de autorizaciones de nuevas plantaciones puede y debe ser utilizado para impulsar la competitividad de la viticultura profesional», señalan.

Según la agrupación agraria, reducir el potencial español y limitar las nuevas plantaciones es «una pérdida del legado vitícola que estrangula la manera más social» de permitir a los viticultores expertos y a los jóvenes que se incorporan al campo redimensionar sus explotaciones. Además, esto no sería contradictorio con que las Denominaciones de Origen impongan límites y restricciones en su territorio para evitar futuros desequilibrios.

La aprobación anual por parte del Estado de restricciones adicionales a la plantación es coherente con las recomendaciones de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE).

La organización considera que debe justificarse por la necesidad de prevenir preocupaciones claramente establecidas de exceso de oferta, basadas en datos y evaluaciones de mercado, estimaciones del efecto de la entrada en producción de nuevas regiones y derechos de plantación y autorizaciones otorgadas sin ejecutarlas. Unión de Uniones también solicitó que el Ministerio de Agricultura hiciera públicas estas conclusiones en su alegato.

Por otro lado, Unión de Uniones considera que la distribución de las nuevas plantaciones entre las regiones está «desequilibrada» y que la resolución recurrida pasa por alto que el «verdadero problema» en cuanto al potencial productivo no está tanto en autorizar el 1% de las nuevas plantaciones a nivel estatal como en permitir la entrada en determinadas DO de autorizaciones de replantación deslocalizadas de zonas distintas a las que generaron dichas autorizaciones.

Publicidad