jueves 26 mayo 2022

Bruselas pasa por alto a España y se abstiene de tomar medidas contra la subida de los costes de los fertilizantes en la agricultura

El comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, evitó este lunes discutir nuevas medidas a nivel europeo para mitigar el efecto del aumento del precio de los fertilizantes en la agricultura europea, rechazando la preocupación de España y otros Estados miembros.

Wojciechowski dijo en su declaración ante los ministros europeos que el Ejecutivo europeo está «muy preocupado» por el aumento del precio y la disponibilidad de los fertilizantes y señaló las necesidades de varios socios comunitarios al respecto.

Antes de la conferencia ministerial del lunes en Bruselas, admitió que la subida interanual de los fertilizantes nitrogenados es del 165 por ciento, un gasto extra que «puede repercutir» en el consumidor como último eslabón de la cadena alimentaria.

A pesar de que Bruselas comparte el diagnóstico y afirma que sigue la situación del mercado y está dispuesta a ayudar, rechaza las peticiones de España de una acción coordinada a nivel comunitario y no sugiere medidas extremas por el momento.

Así, pide a España y a otras naciones que utilicen las ayudas estatales, financiadas por los Estados, para asistir a los productores a corto plazo ante las inusuales circunstancias. De hecho, los Veintisiete ya han hecho uso de este mecanismo, gastando una media de 290.000 euros para reforzar el sector primario, según el comisario polaco.

PLANAS BUSCA EL LIDERAZGO DE BRUSELAS

El aumento de los gastos de producción, espoleado por la subida del precio de la energía, está asfixiando a las explotaciones agrícolas y ganaderas españolas, que denuncian que el precio de los fertilizantes se ha incrementado hasta un 80 por ciento en las últimas semanas.

Antes de la conferencia, el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, hizo un llamamiento a los dirigentes de Bruselas para que «pongan en marcha o coordinen acciones». «Una alianza de los europeos es vital para afrontar esta crisis», dijo.

«Solicitamos no sólo la autorización para que los Estados miembros tomen medidas nacionales, sino también el ejercicio del liderazgo que corresponde a la Comisión Europea: la coordinación de las respuestas de los Estados miembros a las condiciones del mercado», dijo el ministro de Agricultura, citando como principal preocupación de España el sector del vacuno de leche.

Publicidad