Vertederas

Cuando se requiere preparar la cama de la siembra es indispensable enterrar y remover la maleza y el suelo, favoreciendo su soltura. En este sentido, las vertederas permiten trabajar la superficie del cultivo a mayor profundidad para, de esta manera, dispersar la semilla más eficientemente sobre el lecho de tierra.

¿Qué son las vertederas?

La vertedera es una de las partes del cuerpo principal del arado que realiza el corte y volteo del suelo, creando una sección rectangular y produciendo una anchura del tamaño del corte y una altura igual a la profundidad.

Su acción se combina con otros elementos labrantes del arado, como la reja, que se encarga de realizar el corte horizontal, mientras que las vertederas se ocupan de realizar el volteo de la banda del suelo cortado. Adicionalmente se integran cuchillas en la estructura que ayudan con el corte vertical de la sección en cuestión.

Las vertederas no modifican el nivel del suelo de cultivo, sino que crean las condiciones apropiadas para el suelo.

Características de las vertederas

De manera general, permiten el volteo del suelo creando un canal de aireación y circulación de agua de lluvia hasta las capas más profundas del suelo volteado.

Se puede modificar el ángulo de la vertedera y la velocidad de avance; de este modo es posible obtener el grado de pulverización del suelo.

Por otro lado, sin alterar la línea general del suelo, su uso proporciona un sistema de estratos apropiado para cultivos de regadío.

Tipos de vertederas

La vertedera universal es una combinación de cilindro y cono. El grado de pulverización y volteo depende de la velocidad de utilización. Además, cada vertedera posee una lámina de acero de forma variable. La variedad de esta lámina favorece una tarea diferente a la hora de acometer el laboreo primario.

Por otro lado, se puede llevar a cabo la siguiente categorización.

Vertederas cilíndricas

En la vertedera cilíndrica, su curvatura corresponde a la superficie interna de un cilindro hueco, produciendo una pulverización en el volteo.

Vertederas helicoidales

La vertedera helicoidal, tal como su nombre indica, ostenta forma de hélice enconada.  Es más larga que las vertederas cilíndricas y favorece el volteo con respecto de la pulverización, siendo utilizada ampliamente en el labrado de prados.

Vertederas reversibles

La vertedera reversible se integra en un arado que rota de 90 ° a 180° e integra más partes en el cuerpo que las anteriores. Su principal característica es que permite trabajar el suelo en diversos ángulos.

En definitiva, las vertederas nuevas, como cualquier otro adelanto agrícola, se han convertido en maquinarias imprescindibles para el tratamiento del suelo previo a la siembra. De hecho, los que nos dedicamos a la venta de vertederas conocemos muy bien las ventajas que aportan al proceso de cultivo. Ponte en contacto con nosotros y te hablaremos en profundidad sobre ellas.

Y es que comprar vertederas siempre requiere de un análisis de las necesidades propias de cada agricultor y del uso previsto para el apero.

Vertederas, te explicamos las características y tipos
5 (100%) 2 votos