Rulos agrícolas

Cuando se inicia un proceso de siembra, es fundamental que se realice cumpliendo con una serie de procedimientos relacionados con la preparación del suelo. Para ello, se cuenta con herramientas de máxima utilidad como el rodillo agricola.

Su aplicación sirve para reducir la porosidad del suelo mediante la alteración de las secciones que quedan entre los terrones, una actuación que posibilita la humectación semillar en superficies secas.

¿Qué son los rulos agrícolas?

El rulo agrícola está formado por varios elementos de sección circular que se colocan perpendicularmente a un eje que les permite rodar mientras son arrastrados. Este dispositivo se debe enganchar a un tractor o cualquier otro vehículo agrario para poder arrastrarse y aplanar el suelo. Generalmente un enganche de un solo punto consigue mantener la tracción.

Existen diversos modelos, como los rulos agrícolas hidráulicos y el rodillo de rulos, ambos creados con el mismo objetivo. Su anchura de trabajo oscila entre los 1,5 m y los 7 m.

El rodillo de rulos está elaborado en diferentes diámetros, puede portar diferentes elementos auxiliares flexibles, creados para nivelar el suelo y sellar el sembrado.

Características de los rulos agrícolas

Este dispositivo mejora el laboreo secundario. Los rulos nuevos se adaptan perfectamente al terreno de trabajo, ya que cada rodillo está diseñado para aportar unas condiciones específicas:

– Los rodillos lisos crean en el suelo una compactación ligera, esponjosa y estable.

– Los rodillos de rulos con elementos independientes y superficie rugosa, incrementa la compactación de manera más considerable, especialmente si se aumenta la velocidad de pasada.

Asimismo, la aplicación de rodillos rugosos favorece el asentamiento en las capas intermedias, lo que permite que las semillas se cubran con tierra fina, dejando la superficie aterronada y reduciendo el riesgo de que aparezca costra superficial después de una lluvia intensa.

Tipos de rulos agrícolas

En función de las necesidades de cada agricultor, comercializamos diferentes tipos de rulos. Entre los más destacados se encuentran los que figuran a continuación.

Rodillos lisos

Esta herramienta está formada por dos o más elementos cilíndricos que giran sobre un eje común, montados sobre cojinetes. Cada sección está construida con acero enrollado o hierro fundido. La estructura se mantiene por medio de radios.

Rodillo de listones o esqueleto

Este dispositivo posee una estructura de listones cilíndricos. La función de este rodillo junto con el rodillo liso es compactar la tierra, principalmente.

Rodillos acanalados

Los rodillos acanalados sirven para crear zanjas en el suelo a medida que el apero pasa por el área de laboreo. Están formados por un conjunto de ruedas de llanta cuneiforme.

Dentro de esta misma categoría podemos incluir los rodillos ‘Crosskill’ y ‘Cambridge’, los cuales difieren de los acanalados por los dientes que poseen las ruedas. Gracias a ellos se evita el aplastamiento. Son ideales para terrenos húmedos y arcillosos.

La variedad de suelos influye en los requerimientos de los dispositivos agrícolas, cuyo mercado está creciendo enormemente para absorber las necesidades de los profesionales. Por ello, comprar un rulo agrícola hoy en día resulta más asequible que hace unos años.

En nuestro catálogo puedes encontrar rulos agrícolas baratos con la configuración que más te convenga. Pregunta a nuestro departamento comercial por las opciones a tu disposición.

Rulos agrícolas, características de los rodillos
5 (100%) 11 votos