Remolques agrícolas

Los remolques para tractores son maquinaria básica en una explotación agraria. Éstos permiten el transporte de un gran número de cargas, desde las propias cosechas, materiales de trabajo e incluso ganado.

¿Qué es un remolque agrícola?

Los remolques están compuestos por una caja de diferentes dimensiones y características, que se instala sobre un bastidor sostenido e impulsado por ruedas. De manera general, están fabricados con un fondo plano y un interior metálico que favorece su versatilidad en las labores del campo. Se acoplan al tractor por medio de un dispositivo o enganche conocido como tiro o lanza.

Sus usos varían desde el transporte de la cosecha, ya sea a granel o por piezas, hasta el aprovisionamiento de abonos, productos fitosanitarios o cubas de agua.

Características de los remolques agrícolas

La caja del remolque agrícola puede adaptarse tanto al tractor como al uso que va a soportar. Esta se sustenta sobre uno o dos ejes, mediante unos sistemas de suspensión que pueden variar.

Los remolques pueden acoplar sistemas que permitan facilitar tareas como las descargas. Tal es el caso de los remolques agrícolas basculantes, muy útiles cuando se transporta grano o mercancías a granel. Pueden ser basculantes, tanto hacia atrás como lateralmente.

Las bañeras son un buen ejemplo de remolque agricola basculante. Su versatilidad y capacidad las hacen aptas para el transporte de fluidos, cosechas sólidas, tierras o abonos.

Un remolque agricola requiere de una conexión segura y fácil al tractor. Dependiendo de la cantidad de ejes que tenga este, la unión al remolque puede ser diferente.

Tipos de remolques

Dependiendo del uso y las capacidades previstas para un remolque tractor, este tendrá unas dimensiones un otras, y éstas obligan a incorporar ejes al bastidor del remolque a fin de permitir una mejor maniobrabilidad.

En remolques mas sencillos, que se acoplan directamente por un tiro rígido, suelen tener un solo eje. Por lo que gran parte de su peso recaerá sobre la cabeza tractora.

Los remolques agricolas nuevos disponen, por norma, de dos o tres ejes. De esta manera consiguen repartir más homogéneamente el peso por toda la estructura. En ellos, la carga se reparte sobre el los ejes y solo recibe esfuerzos de tracción por parte del tractor. Sus ruedas suelen incluir mecanismos de suspensión por ballesta o sistemas similares, consiguiendo una articulación perfecta entre remolque y tractor.

Otra de las funciones que puede realizar un remolque, además de asumir el transporte de numerosos elementos, es la de esparcir materias tan importantes como los residuos ganaderos. Éstos son conocidos como remolques esparcidores y normalmente disponen de dos o tres ejes sobre los que se instala una cuba.

El esparcido puede llevarse a cabo a través de una única salida o mediante mecanismos esparcidores que permiten un reparto más homogéneo.

En definitiva, estamos ante una máquina agrícola sin parangón. Sin embargo, es normal tener dudas a la hora de comprar un remolque. Habla con nuestros expertos y deja que te ayuden a elegir el que verdaderamente necesitas.

Remolques agrícolas, el transporte más seguro
5 (100%) 2 votos