Chisel

La preparación del suelo utilizando un cultivador chisel es, hoy en día, la norma. Esta herramienta permite proteger el suelo labrado con los restos vegetales derivados del proceso, logrando así una mayor protección contra la acción hídrica sin necesidad de mezclar contundentemente los estratos.

¿Qué es un chisel agrícola?

El chisel agrícola es una apero que favorece el laboreo de conservación con residuo, creando así un efecto que impide que el agua erosione el sustrato por el que discurre.

Así, el también llamado cultivador chisel posee un rodillo en la parte posterior, el cual sirve para provocar un sellado en el suelo y evitar la pérdida de humedad. Del mismo modo, contiene púas que van situadas preferentemente en tres paños y son desplazadas lateralmente. Con este mecanismo, un chisel tractor facilita el flujo del rastrojo evitando el efecto de rastrillado.

El arado chisel es muy útil para romper el suelo, característica que le hace muy apto para controlar eficientemente la vegetación sobrante.

Características de los chisel agrícolas

Son de gran utilidad en los suelos más secos, donde se incrementa la eficacia del efecto de vibración de los brazos o púas. Los arados chisel crean un ángulo entre el brazo y la superficie del suelo. Es muy conveniente que esta inclinación sea aguda para evitar el efecto de rastrillo.

Los chisel agrarios disponen, en los extremos de cada brazo, de dos mecanismos de trabajo diferentes. El primero de ellos consiste en la aplicación de una reja estrecha, muy útil para romper el suelo, y el segundo mecanismo de trabajo acciona una reja más ancha que se utiliza para controlar la vegetación.

Tipos de chisel agrícolas

Cuando se desea utilizar un chisel agrícola hay que analizar la selección de los brazos y el trabajo que realizan cada uno de ellos. De esta forma, un estudio escueto de las verdaderas necesidades del agricultor nos permite recomendar entre los siguientes tipos generales.

Chisel rastrojero

El chisel rastrojero tiene una cualidad especial, por las características y disposición de sus brazos descompacta y mezcla superficialmente el suelo sin realizar labores de profundidad.

Chisel de brazos

El chisel de brazos se comercializa con varias configuraciones. En función de las mismas podemos hablar del chisel de 9 brazos o del chisel de 11 brazos entre otros. Están indicados para suelos secos y profundidades de 18cm a 22 cm.

En el arado del suelo es necesario una vez que ha terminado la recolección. De esta forma se logran incorporar restos de cosecha para el abonado natural, promover la germinación de plantas, proporcionando una cobertura para el suelo hasta la siguiente siembra.

Por ello, comprar un chisel para realizar este paso puede aportar cualidades positivas a la futura cosecha, ya que contribuye al aumento de la actividad biológica del suelo, un factor muy importante en los fenómenos de transformación de nutrientes y en la degradación de herbicidas.

Además, está demostrado que los sistemas de laboreo de conservación generan un mayor ahorro de energía y tiempo en comparación con otras aplicaciones agrícolas.

Chisel, todas las ventajas del apero perfecto
5 (100%) 1 voto