Atomizadores

Dentro de la amplia gama de herramientas agrícolas se encuentra el atomizador, un dispositivo muy útil para completar las labores de pre-cosecha e indispensable para combatir y prevenir plagas y enfermedades en los cultivos.

Teniendo en cuenta su papel fitosanitario, comprar un atomizador se ha convertido en una prioridad para los agricultores que no quieren ver menguadas sus cosechas a causa de una afección biológica.

¿Qué son los atomizadores agrícolas?

Un atomizador es una máquina que se utiliza para la aplicación de diversos productos agrícolas mediante pulverización hidráulica, como insecticidas o pesticidas diluidos generalmente en agua.

En cuanto a su accionamiento, existen varios sistemas homologados que pasamos a describir brevemente:

– Pulverización hidráulica: Las gotas se originan cuando el líquido a presión pasa por un estrechamiento o boquilla en contacto con el aire (presión atmosférica). 

– Pulverización neumática: Los nebulizadores son mecanismos de dispersión que permite repartir productos como insecticidas o fungicidas con ayuda de una corriente de aire, produciendo gotas muy pequeñas tipo rocío.

– Pulverización centrífuga: Ésta consigue que las gotas se dispersen haciéndolas girar muy rápido en unos discos que permiten regular el tamaño de las gotas en función de su velocidad.

Características de los atomizadores

El componente más grande del atomizador es su depósito, donde se carga el producto que se va a dispersar en la explotación. Los depósitos pueden ser de diversos tamaños entre ellos de 1000 L, 2000 L y 3000 L de almacenaje óptimo para cultivos extensivos de larga distancia.

Una de las ventajas más destacadas de su uso es la penetración que logra en las espesura de los cultivos. Por ello, preferentemente se implementa en cultivos arbóreos, o boscosos.

El material de su estructura es resistente y fácil de limpiar, con un sistema de vaciado total y boca de llenado dotada de cierre hermético.

Tipos de atomizadores agrícolas

De acuerdo a su operativa existen dos tipos principales de atomizadores, los atomizadores arrastrados y los pulverizadores suspendidos.

Atomizadores de arrastre

Están diseñados exclusivamente para ser arrastrados por un tractor. El depósito del producto contiene mayor volumen de almacenaje, entre 1000 L y 3000 L, y requieren de una bomba de mayor potencia puesto su capacidad de dispersión suele ser más elevada.

Atomizadores suspendidos

También conocidos como sulfatadoras suspendidas, tal como su nombre indica, el mecanismo de trabajo está anclado y suspendido en un tractor, a diferencia de los arrastrados que requieren de un remolque para desplazarse.

El tanque de almacenamiento posee un volumen pequeño, de 400 L a 800 L y la bomba de accionamiento es de menor potencia. Este equipo se potencia gracias al propio tractor.

En el mundo agrario se ha notado un considerable aumento de la venta de atomizadores en los últimos años. Las garantías que ofrecen, así como su comodidad de empleo hacen que comprar atomizadores nuevos sea una necesidad para muchos agricultores que han comprendido la importancia de dotar su explotación con maquinaria eficiente.

Por ello, si estás interesado saber más sobre atomizadores precios, ponte en contacto con nuestro departamento comercial, te ayudaremos a elegir el más adecuado.

Atomizadores, los mejores pulverizadores
5 (100%) 7 votos