Abonadoras

Una de las tareas más relevantes en cualquier proceso de cultivo es el aporte de fertilizantes en el momento adecuado. En este sentido, la abonadora es una herramienta imprescindible hoy en día que facilita esta otrora ardua labor.

Dada su importancia para la agricultura, la venta de abonadoras se ha disparado en los últimos años, motivada, sin duda, por la necesidad de rentabilizar los esfuerzos productivos que tienen muchos agricultores de la nueva generación.

¿Qué son las abonadoras?

Una abonadora es una máquina que permite la distribución de fertilizantes orgánicos o químicos. En la actualidad, la mayoría de ellas están equipadas con un sistema que reparte el sustrato con ayuda de la fuerza centrífuga y en función de su tamaño pueden tener otros nombres, como fertilizadora o trompo.

Está compuesta por una tolva, que es el depósito donde se carga el abono y por los dispositivos de proyección. La tolva puede estar dotada de una o dos salidas y un sistema de agitación anti apelmazamiento que garantice la salida uniforme del abono, cuyo caudal puede regularse alterando la abertura del punto de salida.

En cuanto a los esparcidores, por norma suelen estar constituidos por una trompa oscilante o por discos equipados con paletas que distribuyen el abono vertido desde el depósito. Este dispositivo se acciona por medio de un motor hidráulico.

Características de las abonadoras agrícolas

Una abonadora nueva, equipada con los últimos adelantos, permite controlar la trayectoria y el alcance de las partículas fertilizantes, regulando el punto de caída de forma conjunta con la orientación de las paletas del esparcidor y su inclinación respecto a la horizontal.

Si se trata de una abonadora de disco doble, es posible ampliar la anchura de trabajo sin menoscabar la uniformidad del resultado.

También se puede, dependiendo del modelo en cuestión, alterar el caudal de salida en función de la velocidad a la que avance el tractor o establecer un proceso de abonado de dosis variable, una actuación propia de la Agricultura de Precisión.

Tipos de abonadoras

Al margen de su función principal distribuidora de fertilizantes, existen diferentes tipos de abonadoras agrícolas.

Abonadoras suspendidas

Las abonadoras suspendidas ostentan un sistema de enganche de tres puntos que les permite sostenerse elevadas en el tractor. Disponen de un mecanismo rotatorio horizontal que recibe el producto fertilizante desde la tolva y lo esparce por medio de la fuerza centrífuga que genera al rotar a gran velocidad. El accionado del dispositivo se realiza mediante un sistema hidráulico, aunque algunas abonadoras pequeñas tienen un sistema de control manual.

Por lo general ofrecen la opción de ajustar su anchura de trabajo entre 9 y 32 m y la capacidad de la tolva oscila entre los 400 y los 900 L.

Abonadoras arrastradas

La principal diferencia con respecto a las anteriores es que las abonadoras arrastradas van integradas en un remolque impulsado por la fuerza del tractor, de modo que su chasis está provisto de ruedas para facilitar su desplazamiento sobre la tierra cultivada.

La tolva de las abonadoras arrastradas permite un mayor cubicaje de carga; entorno a los 1.000 y los 4.000 L.

Al comprar una abonadora es muy recomendable que tengas en cuenta todas las especificaciones mencionadas y estudiar pormenorizadamente sus características. Con respecto a su precio, hoy en día es posible adquirir abonadoras baratas que cumplan todo el espectro de requerimientos de tu proceso fertilizante sin tener que realizar una inversión desorbitada.

Abonadoras, siempre son imprescindibles
5 (100%) 3 votos